fbpx Skip to main content

La apnea del sueño es un trastorno, en ocasiones grave, dónde la respiración se detiene en repetidas ocasiones. Existen varios tipos de apnea, pero la más frecuente es la «apnea obstructiva del sueño», producida por la relajación temporal de los músculos que sostienen los tejidos blandos en la garganta, como la lengua y el paladar blando.

Continúa leyendo para conocer más detalles sobre este síndrome que afecta a 6% de la población a nivel mundial, cifra muy reducida pero preocupante dado que más de la mitad de las personas que padecen apnea no son conscientes de ello.

¿Cómo se presenta la apnea del sueño?

Tras producirse la relajación explicada anteriormente, las vías respiratorias se estrechan impidiendo una entrada de aire normal. Al detectar la falta de oxígeno, el cerebro hace que te despiertes de forma inmediata para recuperar la respiración.

Entre los síntomas de la apnea del sueño se encuentran:

  • Los ronquidos continuos durante la noche.
  • Constantes suspiros al respirar.
  • Insomnio ocasional.
  • Irritabilidad emocional debido a las molestias.
  • Despertar con dolor de cabeza, cuello u oído.
  • Sensación de boca seca.

¿Qué riesgos tiene la apnea del sueño?

Al tratarse de un problema potencialmente grave, los riesgos asociados son de igual forma. Por ello se recomienda siempre su detección temprana.

  • Problemas psicológicos derivados de la falta de sueño: el cansancio acumulado puede generar  falta de concentración, irritabilidad, ansiedad o síntomas de depresión.
  • Hipertensión: al bajar los niveles de oxígeno, aumenta la presión arterial y hay más riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares.
  • Diabetes tipo 2: la apnea del sueño favorece la resistencia a la insulina y el desarrollo de diabetes tipo 2.
  • Complicaciones tras una cirugía con anestesia: la recuperación tras la anestesia general puede ser más difícil para quienes padecen este trastorno.

¿Qué tratamiento existe?

Gracias a las férulas de avance mandibular, dispositivos diseñados a medida para cada paciente, es posible mejorar la calidad de vida porque reducen las interrupciones ocasionadas durante el sueño.

Las férulas actúan moviendo la estructura de su cavidad oral, haciendo que la lengua, mandíbula y tejidos blandos avancen, y ensanchando así la entrada y salida de aire. Éstas son una solución más cómoda que el sistema CPAP, una máquina provista de una máscara que insufla oxígeno a presión en las vías respiratorias, y que debe llevarse durante el sueño.

¿Sabías que en Gingident Dental somos expertos en Orthoapena? Contamos con soluciones tanto para este problema de apnea como para evitar los molestos ronquidos. Llámanos para pedir cita, ¡la solución está más cerca de lo que imaginas!

Gingident

Author Gingident

More posts by Gingident